La tendencia, que inició este año la Administración de La Ceja, de restringir la presencia de menores de edad en vías y sitios públicos entre las 10 de la noche y las 5 de la mañana, se ha ido expandiendo hasta tal punto que cinco municipios más adoptaron la medida y otros 25 esperan detalles de trámite para sancionarla.

Esa medida, que ha sido rechazada por unos pero promovida por autoridades locales y el mismo gobernador Luis Pérez, tienen como objetivo reducir los índices de criminalidad y el consumo, así como la venta de estupefacientes en los pueblos de Antioquia.

“Los alcaldes me manifestaron que las bandas criminales están utilizando a los niños y jóvenes para transportar armas y drogas”, dijo el mandatario seccional.

Además de La Ceja, Rionegro y Santa Rosa de Osos, La Unión y Cisneros ya tienen el toque de queda para menores.

Aunque otros municipios del Norte también adoptaron la medida, en Marinilla, por ejemplo las autoridades no ven claros sus beneficios: “El toque de queda genera beneficios cuando hay problemas serios. Nosotros vamos a revisar y a debatir su implementación, atendiendo las sugerencias del Gobernador. Ya si se produce una ordenanza, entonces procederemos a acatarla inmediatamente”, dijo el secretario de Gobierno local, León René Orozco.

Youtube channel embed plugin by jaspreetchahal.org