Cornare decidió negar la licencia ambiental que le había otorgado a una empresa privada para construir el proyecto de la Pequeña Central Hidroeléctrica La Chorrera, en el municipio de San Carlos.

La decisión de la autoridad ambiental se basó en los argumentos jurídicos que incluyeron la Alcaldía, la Personería y la organización Nativos en un recurso de revocatoria del permiso, dijo Javier Parra, subdirector de recursos naturales.

“En el recurso señalaron aspectos técnicos, entre ellos que la cascada donde se construiría la Pequeña Central Hidroeléctrica hace parte del engranaje en su plan de desarrollo turístico, de ahí su preocupación por el deterioro del paisaje. Sin embargo, los argumentos en los que basamos la decisión fueron los jurídicos, porque, según el esquema de ordenamiento territorial aprobado en 2000 por el Concejo y según el Acuerdo 022, el área es considerada una zona protegida”, explica Parra.

Acerca de la decisión, la personera Marlin Rodríguez comentó que “estamos contentos porque Cornare actuó conforme a la norma y tuvo en cuenta nuestros argumentos”. Además, desde el punto de vista de Duban Vélez, integrante de la Corporación Nativos, construir esa central hidroeléctrica en el sitio hubiera sido un error, porque “la gente viaja a San Carlos para ver la hermosura de la naturaleza de la quebrada La Chorrera”.

Parra aseguró que el interesado en desarrollar el proyecto no presentó recurso de reposición, de manera que la decisión quedó en firme.

Fuente: www.elcolombiano.com

Youtube channel embed plugin by jaspreetchahal.org