La nueva apuesta textil-confección de Medellín

0
77

Con 10.214 empresas en el sector textil, confección y moda, y pese a tener posicionadas grandes ferias como Colombiamoda y Colombiatex, la capital antioqueña sigue apostando por mantener el liderazgo en estas actividades manufactureras.

No obstante, las cifras de la producción textil-confección en el primer semestre del año, en Antioquia, fueron negativas al caer 10,9 % y 10,0 %, respectivamente, según la Cámara de Comercio de Medellín. Por el lado de las ventas los indicadores fueron adversos al contraerse 14,1 % las de textiles y 9,8 % las de prendas.

Las cifras no son obstáculo para que los empresarios del Clúster Moda y Fabricación Avanzada sigan planteando alternativas que dinamicen los negocios y mantener los 109.000 puestos de trabajo que se generan en el área metropolitana (ver gráfico).

En palabras de Luz Mercedes Mejía, gerente del Clúster, la vitrina de Colombiatex está enfocada en mostrar los insumos, Colombiamoda en exhibir las tendencias, por lo que hace falta una feria que cierre el triángulo y se centre en la venta de productos terminados (ver Opinión).

“Por eso nace Ciudad M, un escenario para que la industria de la moda incremente sus ventas y las personas compren a precios bajos. Una feria que busca el acercamiento de la oferta y la demanda, con el objetivo de generar desarrollo económico y satisfacer las necesidades de las empresas y los consumidores”, expresó Mejía.

Bajo ese marco, el último fin de semana de este mes (26 al 28 de octubre) se celebrará en Plaza Mayor esta muestra, en la que participarán 130 marcas nacionales. “Esta es la democratización de la moda, porque habrá prendas desde 5.000 pesos; y una apuesta por la visibilización de las marcas locales”, añadió.

Más iniciativas

La estrategia comercial del Clúster, que está próxima a concretarse, es apenas una de las movidas de los textileros y los confeccionistas, quienes luego de la posesión del presidente Iván Duque y el ministro de Comercio José Manuel Restrepo, presentaron sus propuestas para mejorar el aparato productivo del sector textil-confección en el país.

Es así como Robinson Gómez, director de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines expuso un plan que contempla, entre otras ideas, un programa de reconversión y modernización, con beneficios tributarios y créditos blandos, y en lo posible cero arancel en la importación de maquinaria y descuento del IVA sobre el equipo importado para la producción.

A su turno, desde el Clúster se sugirió que Bancóldex como entidad financiera estatal, no requiera de bancos intermediarios para otorgar créditos a los empresarios, y que las condiciones y tasas sean establecidas por el mismo.

Con esto se eliminarían las altas tasas de financiación de los demás bancos, que operan como intermediarios de los recursos, y se generaría eficiencias en las operaciones que resultarían menos costosas para los industriales.

Fuente: El Colombiano