La reforma va por $7,5 billones en el 2019

0
41

El informe de ponencia con el que arrancarán las discusiones de la Ley de Financiamiento en el Congreso apunta a recaudar 7,5 billones de pesos el año que vienes, cifra menor a los 14 billones que pretendía en un comienzo el gobierno.

Así lo planteó el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, tras una reunión con congresistas que permitió un consenso sobre la propuesta que se debatirá. Para alcanzar la meta de los 14 billones, el funcionario sostuvo que se aplicará un severo plan de austeridad que debe generar ahorros por 6,5 billones de pesos.

Sobre la tributación de las personas naturales, Carrasquilla mencionó que la iniciativa pretende unificar el esquema cedular creado en la anterior reforma tributaria.

En la ponencia se lee que bajo “la cédula general” se contemplarán las rentas de trabajo y de capital (intereses, rendimientos financieros, arrendamientos, regalías y explotación de la propiedad intelectual) y las rentas no laborales.

“Las personas naturales, sea cual fuere el origen de su renta, tendrán derecho de reducir en un 25 % el ingreso bruto para llegar al ingreso gravable, y optar por planes de ahorro que les permitiría llevar esa cifra al 40 %”, enfatizó.

El ministro también fue contundente al señalar que se cumplirá la regla fiscal, así como en lograr la estabilización de la deuda pública y conservar, a toda costa, la responsabilidad fiscal.

Igualmente, insistió en que se impulsará el emprendimiento, y se buscará la reactivación y el crecimiento económico de largo plazo, para lo que se desmontarán barreras, sobrecostos y tramitología.

Varias novedades

El congresista antioqueño, Óscar Darío Pérez, destacó algunos instrumentos novedosos que se pretenden introducir: el impuesto de normalización, el régimen tributario para las mega inversiones y el mantenimiento de la figura de obras por impuestos.

Sobre la normalización tributaria, el articulado contempla la creación de un impuesto complementario al impuesto sobre la renta y al impuesto al patrimonio, el cual estará a cargo de los contribuyentes que tengan activos omitidos o pasivos inexistentes (13 %).

“El impuesto complementario de normalización se declarará, liquidará y pagará en una declaración independiente, que será presentada el 25 de septiembre de 2019”.

Otra apuesta, es establecer el régimen tributario para inversiones iguales o mayores a 30 millones de Unidades de Valor Tributario (UVT), es decir 994 mil millones de pesos y que generen al menos 250 nuevos empleos directos en sectores industrial, comercial y/o de servicios.

La ponencia conserva la figura de obras por impuestos con la que se impulsa el desarrollo de zonas afectadas por el conflicto (ver ¿Qué sigue?).

El desfase

Horas antes de conocerse la ponencia de la Ley de Financiamiento, la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) señalaba que “los faltantes presupuestales no son un invento político de la administración de Iván Duque, como lo han insinuado algunos funcionarios del gobierno de Juan Manuel Santos, sino realidades de a puño en los casos del desfinanciamiento de la salud, de las pensiones y de la infraestructura”.

El gremio expresó su preocupación porque en el frente empresarial persista división en materia tributaria.

Fuente: El Colombiano