El gobierno no se resigna a una derrota sobre las objeciones a la JEP

0
130

En la mañana de este lunes, a minutos de que se inicie en el Senado el debate sobre las objeciones del presidente Iván Duque a la ley estatutaria sobre la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), el gobierno aguarda la posibilidad de salvar, por lo menos, un artículo que, a su juicio, dejaría sin piso la extradición de responsables por temas relacionados con las drogas.

La plenaria del Senado está citada para las 12:30 p. m. y en esta sesión se librará un verdadero pulso entre el gobierno y sus aliados, y la oposición que, para este tema, tiene las mayorías.

Al gobierno lo acompañan el Centro Democrático, los conservadores y los cristianos.

La oposición en cambio tiene a los liberales, Cambio Radical, ‘la U’, y todos los matices de izquierda.

Lo que está sobre la mesa son las reglas de juego para juzgar a los actores del conflicto armado responsables de delitos graves. Incluso, a los miembros de la Fuerza Pública, y de alguna manera a terceros.

El gobierno y el uribismo tratan de desmontar 6 artículos de la ley estatutaria de la JEP, que a su juicio, son lesivos para la sociedad.

Los opositores en cambio consideran que aceptar las objeciones del presidente Duque a la JEP cambia algo de la sustancia del acuerdo del anterior gobierno con las Farc y pone en peligro la paz con la insurgencia.

No se concederá la extradición de otras personas que estén ofreciendo verdad ante el Sistema Integral de Verdad Justicia Reparación

Con las objeciones el jefe de Estado busca que se aclare la manera cómo los victimarios deben reparar a las víctimas; que el alto comisionado para la Paz sea el encargado de verificar quiénes son las personas que participan en el proceso de desmovilización; que de defina en qué circunstancias las investigaciones contra personas sometidas a la JEP se suspenden en la justicia ordinaria; que los delitos de lesa humanidad no puedan ser juzgados por la justicia transicional; que se precise el proceso de extradición de personas por conductas posteriores a la firma del acuerdo de paz y que no se condicione la extradición de otras personas al ofrecimiento de la verdad sin establecer ningún tipo de término.

Para el uribismo y para el gobierno las 6 objeciones son sustanciales, pero el debate de los últimos días ha dejado ver que la gran preocupación es fundamentalmente por un artículo que, según ha dicho el presidente Duque, eliminaría la posibilidad de extraditar a los criminales comprometidos con delitos de drogas.

Solo el pasado sábado Duque habló de ese artículo sobre la no extradición en la JEP como de un “orangután”.

Hay que ser francos, a la ley de la #JEP no se le entró un ‘mico’ sino un ‘King Kong’, porque permite que supuestos terceros que digan una ‘verdad’ eludan la extradición. Invitamos al Congreso a que haga una reflexión objetiva, porque no queremos más impunidad. #PereiraConstruye”, trinó el Presidente.

El artículo al que Duque se refiere es el 153 de la ley estatutaria, el cual reza: “Extradición de quienes estén ofreciendo verdad ante el Sistema Integral de Verdad, Justicia y Reparación: No se concederá la extradición de otras personas que estén ofreciendo verdad ante el Sistema Integral de Verdad Justicia Reparación y No repetición, antes de que terminen de ofrecer verdad”.

En la Cámara de Representantes las objeciones del Presidente ya fueron negadas por una aplastante mayoría.

El round que hoy se libra en el Senado es definitivo para el gobierno, para el uribismo, y para la jurisdicción que se aprobó con motivo de la terminación del conflicto armado con las Farc.

Para el uribismo es esencia de su proyecto político. El uribismo se ha opuesto de manera sistemática a todo lo acordado en La Habana.

El presidente Duque se hizo elegir con la promesa de modificar también algunos aspectos del acuerdo con las Farc. En eso toma las tesis de su partido.

Y para el acuerdo de paz y su implementación también es definitivo lo que suceda hoy.

Pero algunos sectores de la oposición temen que, si bien el gobierno no tiene las mayorías para oponerse a la derrota, sí intente dilatar la votación.

El senador Roy Barreras dijo esta mañana que cree que el uribismo va a tratar de evitar la votación de hoy.

Barreras acudirá a la sesión que está por comenzar con una proposición que pide a la plenaria que obligue a la corporación a votar la propuesta de los senadores Iván Marulanda y Jesús Alberto Castilla, que pide negar las objeciones.

El pulso comienza y EL TIEMPO informará minuto a minuto a través de todas sus plataformas sobre este suceso en marcha.

De todas maneras, los liberales anunciaron que van a presentar un proyecto de ley para aclarar las dudas que hay sobre la extradición en la JEP. Esta iniciativa se tramitaría una vez negadas las objeciones presidenciales.

Cambio Radical se mantiene en la decisión de rechazar los reparos, pero algunos sectores de esa colectividad se han mostrado abiertos a un posible acuerdo político, posterior a las objeciones, que haga las aclaraciones y ajustes necesarios frente a la extradición.

En una tónica similar se han mostrado varios sectores del partido de ‘la U’. Y por los lados de los movimientos de izquierda parece haber un poco más de esceptisismo: aunque la decisión estas colectividades de negar las objeciones sigue en firme, se declararon a la expectativa sobre una eventual aclaración al tema de la extradición en la JEP.

Fuente: El Tiempo