El llamado es a no quemar pólvora durante la alborada

0
36

El mensaje es claro y directo: esta noche, durante la celebración popular por la llegada de diciembre, no debe haber una sola persona lesionada por pólvora.

En este propósito están unidas las autoridades de Medellín y de Antioquia, pues aún sin llevarse a cabo la denominada alborada (cuando algunos ciudadanos detonan tacos, papeleta, voladores el 30 de noviembre a las 12 de la noche para recibir diciembre), ya las autoridades departamentales reportan 71 personas lesionadas, el más reciente, un hombre de 50 años que, el pasado martes en Copacabana, perdió cuatro dedos de su mano derecha.

La temida fecha no dejó quemados en Medellín para 2016 y, desde la Administración Municipal se hace un llamado para que hoy sea igual.

Sin embargo, cifras de otros periodos mantienen la alerta elevada: en 2015 hubo 24 quemados con pólvora, en 2014 fueron 27, en 2013 la cifra fue de 17 y en 2012 llegó a 14, según reportes de la Alcaldía de Medellín solo para esa noche.

Las razones

El recuerdo de la alborada pasada está vivo para José Ignacio Cano Marín, subsecretario de Salud de Antioquia. La gente respetó el luto tras el accidente del avión que transportaba al equipo de fútbol Chapecoense, el 28 de noviembre, y la pólvora se sintió menos.

El funcionario explicó que a partir de hoy, el gobierno departamental inicia una vigilancia intensificada para evitar el uso de estos explosivos en municipios antioqueños.

“Esperamos que con esto y actividades de prevención podamos decir que serán cero quemados este año. Que los alcaldes se sumen y que con sus autoridades busquen herramientas para comunicarle a la gente los riesgos que hay al manipular papeletas y tacos. Lamentablemente siempre el mayor porcentaje es de niños y adolescentes”, apunta

Diciembre no es pólvora

El panorama de quemados con pólvora en lo que va del año preocupa, no obstante hay una reducción que, según la Secretaría de Salud de Antioquia, es del 50 %.

Para evitar que las cifras de lesionados se disparen, los gobiernos municipal y departamental desplegaron, desde hoy, medidas de contingencia como la activación de la red de urgencias y la intensificación de los operativos.

Al tiempo, una vez más, se incrementaron las campañas y los mensajes de prevención. El llamado es uno solo: sumarse a quienes no queman pólvora.